Qué mejor día que hoy, Solsticio de Invierno, para mirar atrás y dar las gracias por todo aquello que hemos vivido, las lecciones aprendidas. En mi caso, sólo puedo decir que ha sido un año intenso, ¡especialmente los dos últimos meses! Pero lleno de generosidad, sorprendentes lecciones y liberación de viejos patrones y bagaje emocional.

Comencé el año abriendo Empoderando Mujeres, un programa que ofrece terapia asistida por caballos a mujeres que han vivido cualquier tipo de violencia doméstica. Aquellas mujeres, muchas veces olvidadas, que encontraron la fuerza para dejar atrás esas experiencias pero que siguen luchando para mantener sus vidas en orden debido al trauma que su situación particular dejó en ellas. Empoderando Mujeres ofrece sesiones de terapia individual semanalmente a cada participante para que, poco a poco,superen el trauma y puedan crear un estilo de vida saludable. Como podrás imaginar, las emociones que han resurgido a lo largo del año han sido sobrecogedoras en más de una ocasión, pero resulta, que abrir este programa ha sido una de las mejores decisiones de mi vida para mi propio desarrollo, como persona y como profesional. Estas mujeres han pasado por las experiencias más traumáticas y humillaciones que podamos imaginar y aun así, todas ellas, llegan a un punto en la terapia donde aceptan total responsabilidad por sus vidas,aprenden de sus experiencias y circunstancias y siguen adelante más fuertes que nunca. No es un viaje fácil, pero sí es un paso increíble para dar en tiempos donde son muchos los que se ofenden fácilmente y parece ser que el victimismo gobierna el mundo.

Cómo expresar la gratitud que siento de tener a estas mujeres en mi vida. Todas ellas sin excepción me han ayudado a superar mi propio bagaje emocional. Me han mostrado cómo levantarme, reconocer mis propias experiencias y dejar de sentir pena por mí misma a causa de esas experiencias. Como una de ellas me dijo, “Ahora soy la mujer que había estado esperando”. Por ello, desde lo más profundo de mi corazón, gracias.

Tengo que decir que Empoderando Mujeres no habría sucedido sin Las Damas de Turre. Una asociación de mujeres que ha apoyado el programa desde el primer día. Toda mi gratitud hacia ellas y hacia otras asociaciones que ocasionalmente también han apoyado la causa, como Lions en Vera, Women on Wednesdays, The Divine Life Society, el Centro Ananda y todas la terapeutas que dieron su tiempo para recaudar dinero para el programa y a la logia de los Masones. No puedo expresar mi gratitud suficientemente a todos ellos. De nuevo, gracias.

El poder de las comunidades me abruma de forma, que pensar en todos los problemas que nuestra sociedad está inmersa ahora mismo no me da miedo. Tenemos mucho poder, sólo tenemos que darnos cuenta de cuánto y podremos lograr todo aquello que nos propongamos.

No puedo despedirme sin mencionar a mis clientes privados y a mi equipo animal. Como uno de mis profesores me dijo una vez, nuestros clientes y colaboradores reflejan aquello que necesitamos sanar en nosotros mismos, nos indican el siguiente paso a tomar en nuestro viaje de auto descubrimiento y sanación. ¡Y madre mía si ese es el caso! No sólo me indicáis hacia dónde mirar, pero cómo sanar, ¡y me pagáis por ello! Una vez más, gracias.

Podría continuar eternamente pero ya sabéis por dónde voy. En ocasiones, las mejores lecciones se esconden bajo las experiencias más decepcionantes.

Encuentra tu lección, aprende de ella, alza la cabeza y continúa adelante.

Mientras tanto, ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!

Si quieres profundizar en tu propio desarrollo y crecimiento, contacta conmigo cuando quieras. Puedo ayudarte a conectar con tu verdadero ser, puedo ayudarte a sentirte dign@ y segur@ de una vez por todas, puedo ayudarte a descubrir la abundancia que este mundo te ofrece, puedo ayudarte a enamorarte de tu propia vida.

Empodérate y sé el dueño de tu propia vida

Para cualquier consulta, por favor, no dudes en contactar conmigo. Responderé a la mayor brevedad posible

“Los animales tienen la sabiduría para instruirnos, la compasión para perdonarnos, la paciencia para esperarnos y el poder de sanar nuestro verdadero ser.

Liberando 2018

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *