La semana pasada comencé por contaros de qué trata una de las herramientas que siempre uso en mis prácticas, la liberación emocional. Hoy, voy a continuar por el coaching.

En los últimos años el coaching se ha puesto muy de moda. Dicen que empezó en el deporte, como forma especial de entrenamiento, pero se ha desarrollado de manera que hoy en día está presente en casi cada ámbito de la actividad humana, desde el personal hasta el profesional. Y está dirigido tanto hacia individuos como hacia grupos que en un momento dado persiguen un objetivo común. Y lo mejor es que, muy rápidamente, se han desarrollado prácticas muy dispares y se pueden llevar a cabo procesos de coaching tanto en la oficina, como en la naturaleza, o incluso online.

¿Pero qué es el coaching exactamente?

Aunque se han dado muchas definiciones y cada escuela expone la suya, básicamente, es un proceso interrelacional entre un coach y uno o varios pupilos (coachees), dependiendo de si se trata de una intervención individual o grupal, que puede ser de carácter productivo, relacional o personal. Normalmente está orientado a resultados y enfocado en ayudar a las personas, de modo que logren participar en su propia adquisición y mejora de habilidades, las cuales les permitirán alcanzar sus propios objetivos, como individuos o como grupo.

Durante el proceso, el coach utiliza un conjunto de técnicas y herramientas de apoyo para guiar en el descubrimiento, diseño y consecución de objetivos. Todo ello para aumentar el nivel de bienestar y productividad. El coach acompaña al cliente en su crecimiento poniendo en marcha un conjunto de herramientas de motivación, gestión del tiempo, creatividad en el diseño de nuevas acciones, responsabilidad, solución de problemas y cualquier objetivo que se plantee. Ayuda a gestionar retos, dificultades, a ampliar conciencia y a trazar un camino desde el lugar en el que se encuentra la persona o el equipo hacia donde desea estar. Es decir, se enfoca en el presente para construir el futuro.

Por lo tanto, es una herramienta fantástica para el desarrollo personal y profesional de cualquier individuo o grupo.

Entonces, ¿Qué diferencia el Coaching tradicional de lo que ofrece Free Dreams?

El método que utilizo desde Free Dreams cubre todos los aspectos del desarrollo personal, grupal u organizacional, desde su psicología hasta el liderazgo o el trabajo en equipo, desde el coaching, a la gestión del talento y el progreso. Provee de una relación única a cada individuo consigo mismo y en sus relaciones personales y profesionales, mejorando su rendimiento a través del desarrollo de habilidades, confianza y capacidad de atención y concentración.

No obstante, lo más importante es que aún ayudando a gestionar retos, dificultades, a ampliar conciencia y a trazar un camino desde el lugar en el que se encuentra la persona o el grupo, hacia donde desea estar, no olvida que todos somos seres humanos con un pasado, que si no se gestiona de forma correcta y efectiva, afectará a nuestro presente y a nuestro futuro, y por tanto a nuestro rendimiento y relaciones con otros, en nuestra vida personal y profesional.

Si estás interesado en realizar un proceso de coaching, visita los servicios que ofrezco para ver cuál se adecua más a tus necesidades. También puedes echar un vistazo a los cursos de auto-ayuda online que he preparado. Y si no encuentras el apropiado para tu caso, siempre puedo diseñar uno exclusivamente para ti. Para cualquier consulta o aclaración, contacta conmigo directamente, responderé a la mayor brevedad posible.

Hablemos de Coaching en Free Dreams
Etiquetado en:                                                                                                                                    

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *