Y aquí estoy una semana más contándote cuáles son las herramientas con las que trabajo para ayudarte y servirte. Y esta vez le toca el turno a la Programación Neurolingüística o PNL.

La PNL fue creada y desarrollada en la década de los 70, por el lingüista John Grinder y el programador de ordenadores, Richard Bandler. Juntos crearon un modelo de la experiencia humana y la comunicación que describe nuestra actividad, los diferentes procesos que llevamos a cabo cuando pensamos y actuamos. Y con esa información, desarrollaron una serie de técnicas que nos permiten efectuar cambios profundos y duraderos en nuestro comportamiento. Para lograr esto, lo que hicieron fue estudiar y analizar cómo trabajaban los psicólogos y psiquiatras que más éxito estaban teniendo con sus pacientes en aquel momento, y crear un modelo a partir de lo que estos profesionales lograban de forma intuitiva. Descubrieron que, guiados por su intuición, tenían un lenguaje verbal y no verbal coherente y bastante parecido entre ellos. Así que desarrollaron una serie de herramientas que nos ayudan a hacernos conscientes de nuestras propias incoherencias para poder corregirlas.

¿Cómo? Pues desprogramando aquellos aprendizajes que no nos sirven y volviendo a programar nuestra mente de forma que nos ayude en nuestro crecimiento y evolución. Y todo ello, se hace a través del lenguaje y las visualizaciones. Así, a los que utilizamos PNL como herramienta, nos permite ver cómo funciona una persona a nivel consciente e inconsciente para poder:

  • Sustituir comportamientos perjudiciales para el desarrollo propio y de nuestros clientes por otros mejor adaptados.

  • Instalar comportamientos útiles en nuestros clientes y en nosotros mismos.

Por tanto, es una herramienta perfecta para hacerte consciente de aquellos patrones de comportamiento que frenan tu crecimiento y evolución y cambiarlos por otros que funcionan mejor. No obstante, una vez que has logrado hacerte consciente, yo personalmente prefiero liberar las emociones que esos comportamientos perjudiciales esconden y a partir de ahí, cada uno irá descubriendo por sí mismo, qué comportamientos son más adecuados.

¿Cómo puedes incorporar este modelo a tu vida diaria de forma sencilla? Sigue estos 3 pasos:

  • Lenguaje: el uso que hacemos del lenguaje es mucho más importante de lo que puedas creer. Creo que fue Lisa Hayes quien dijo, “pon atención a cómo te hablas, estás escuchando”. Así que para empezar, trata de hacerte consciente cada vez que te diriges a ti mismo de forma inadecuada y apúntalo. Un ejemplo podría ser cuando recordaste que habías olvidado pagar una factura y te dijiste: “¡Cómo puedo ser tan estúpido!»

  • Buscar emociones atrapadas y liberarlas: Cuando tengas un rato, relájate y ve a la lista de palabras inadecuadas. Hazte consciente de tu cuerpo. ¿Cómo te hacen sentir cada una de esas palabras ahora? Abraza esa sensación para liberarla inmediatamente sacudiendo tu cuerpo fuertemente, como hacen los animales para quitarse la energía sobrante. Después respira hondo y busca la emoción de nuevo. Repite el proceso hasta que la palabra no te haga sentir nada.

  • Cambiar el lenguaje: Cada vez que te des cuenta de que usas un lenguaje perjudicial o incluso destructivo hacia ti mismo, sustitúyelo por una frase que te haga sentir bien, aunque hayas cometido un error. En nuestro ejemplo podría ser; “A partir de hoy voy a pasear o meditar durante 20 minutos al día. Así estaré más relajado y evitaré en lo posible tener este tipo de olvidos”. Aquí es importante, proponer algo que sea factible y realista, porque por supuesto las propuestas son para llevarlas a cabo.

Si quieres profundizar y aprender más técnicas de liberación emocional, no te pierdas los cursos de auto-ayuda online que he creado para ayudarte. Y si no encuentras el apropiado para tu caso, siempre puedo diseñar uno exclusivamente para ti. Para cualquier consulta o aclaración, contacta conmigo directamente, responderé a la mayor brevedad posible.

PNL – Cómo Mejorar Tu Conducta En 3 Pasos
Etiquetado en:                                                                        

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *